Esta es la acción más simple para un liderazgo transformador

Hay un gran punto en común entre todos los tipos de organizaciones cuando se trata de habilidades para el futuro.

Liderazgo.

Entre las pocas habilidades que pueden ser reemplazadas por la inteligencia artificial en un futuro próximo, la capacidad para dirigir equipos y otros seres humanos todavía está lejos de ser codificada.

Esto podría ser una buena noticia para los administradores de cualquier tipo de organización e incluso para los maestros en el aula, pero, por desgracia, parece que la figura del líder ha desaparecido en nuestras instituciones, siendo “sustituida” por sistemas, normas, manuales y organigramas complejos.

Parte de esta realidad surge de la dificultad en la formación de líderes. Después de todo, ¿donde se aprende esta habilidad? ¿O el liderazgo es un talento innato? ¿Hay escuelas de líderes eficaces? ¿O el liderazgo es solamente experiencia? Y aun más, ¿existen formas de dirigir las nuevas generaciones Y, Z y otras?

Hay cientos de libros y cursos que buscan estas respuestas, y no es este artículo que va a ser capaz de definir la respuesta correcta en unos pocos párrafos, si es que existe. Pero yo creo que es precisamente en esta falta de respuesta que debemos encontrar parte de la solución a este problema.

 No es en la búsqueda de respuestas que caminaremos hacia la formación de un liderazgo adecuado a los nuevos tiempos, sino en la búsqueda de las preguntas correctas

He trabajado mucho con el desarrollo de líderes en diversas organizaciones, tanto en empresas como en instituciones educativas. Generalmente eran procesos largos, que invariablemente traían muchos conceptos en un intento de cambiar el comportamiento.

Hoy en día, si tuviera que elegir sólo el concepto para formar un líder, este sería:

 

–       Comience 100 % de las veces con una pregunta.

 

Es muy sencillo, es muy difícil, pero es poderoso.

Es muy sencillo, pero hacer las preguntas correctas requiere estudio y experiencia.

Es difícil. Debido a que es un cambio, usted resistirá y lo que es peor, su equipo va a resistir. Ellos lo encontrarán diferente y pedirán que les dé las respuestas, eso es lo que han aprendido a lo largo de la vida.

Es potente, ya que invierte el vector con el cual los que están liderados están acostumbrados a trabajar. Ahora ellos tienen que obtener las respuestas para el líder y eso, con el tiempo capacita a líderes y seguidores.

Al igual que cualquier cambio, se requiere disciplina, correcciones y tiempo hasta convertirse en un hábito.

Pero aquí queda el desafío.

Haga una semana de preguntas y después cuénteme el resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *