¿Qué puede hacer RRHH para garantizar el éxito de una expatriación?

El desplazamiento de profesionales a otros países supone una gran apuesta en la estrategia de internacionalización de las empresas, además de un factor de motivación y retención del empleado. Sin embargo, por más un proceso de expatriación siempre trae innumerables factores emocionales y psicológicos que afectan al ejecutivo expatriado y a su familia.

¿Quién soy yo en esta nueva sociedad? ¿A dónde voy después? ¿Debo volver algún día a mi tierra natal? Mis hijos no tienen el sentimiento de pertenecer a un país. Sólo tengo amigos de mi nacionalidad. Cuando vuelvo a mi país, parece que la gente se ha olvidado de mí, y no siento que tenga la misma importancia que tenía antes. ¿Cuándo voy a dejar de sentirme un extranjero? ¿No sé cuál es mi patria, dónde están mis raíces? ¿Y mis hijos? ¿Qué idioma debo hablar en casa?

Dudas, angustias, conflictos familiares, nostalgia, adaptación escolar, adaptación cultural, círculo de amigos, el idioma, el futuro, son apenas algunos asuntos comunes en las conversaciones, pensamientos y sentimientos de las personas que pasan por el proceso migratorio.

Más que un problema personal, esta situación puede afectar el desempeño profesional, y llevar a la pérdida de la inversión en el proceso de expatriación.

Cada vez más los RR.HH de las organizaciones se han preocupado en ofrecer el máximo de beneficios y ayuda en este momento tan delicado de la vida profesional y personal de sus ejecutivos y familiares.

Además de paquetes de remuneración y beneficios atractivos hay empresas especializadas en dar un soporte para tratar la documentación, comprar un coche, elegir un apartamento e incluso ir a clases de idiomas y comprender la cultura local.

Sin embargo, toda esta base de apoyo no necesariamente proporciona las respuestas y el apoyo a la mayoría de las angustias vividas por los ejecutivos y sus familias durante el proceso de expatriación.

Acciones simples para apoyo social y psicológico a nivel personal para el ejecutivo y sus familiares, aumentan la probabilidad de éxito del expatriado y de la inversión realizada por la organización.

Asociaciones con organizaciones de expatriados, como Internations.org, programas de coaching y hasta convenios con psicólogos, pueden fortalecer el proyecto de expatriación.

Otra opción es llevar a la organización El Taller Mission Expat, con metodología Points of YOU. Un taller único y desarrollado especialmente para ejecutivos y familiares expatriados, proporcionando una posibilidad real de resolver problemas relacionados con la inmigración, abriendo corazones y mentes para nuevas posibilidades y escenarios.

Acciones como éstas son un fuerte mensaje de los RR.HH de las organizaciones a sus empleados, mostrando un cuidado y cariño que va más allá de los beneficios tradicionales de mercado.

Y su empresa? ¿qué estrategias ha utilizado para fortalecer sus inversiones en expatriación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *